domingo, 8 de febrero de 2015

XXIII Fiesta del Orujo. Carlos Herrera Orujero Mayor y Mariano Camacho Alquitara de Oro.





Miles de personas se concentraron en el sábado del Orujo, en la villa de Potes para asistir a los diferentes actos de la Fiesta del Orujo que se desarrollaron en una jornada que amaneció fría y que a lo largo de la misma tuvo momentos en los que la lluvia hizo acto de aparición, aunque finalmente respetó todos los actos de la mañana. 
A partir de las doce y media en el ayuntamiento de Potes tuvo lugar el primero de ellos, donde se llevó a cabo el recibimiento de las numerosas autoridades y al Orujero, Carlos Herrera.
Entre las autoridades, además del alcalde de Potes, Francisco Javier Gómez y miembros de la corporación que preside, estaban presentes, el Consejero de Industria y Comercio, Eduardo Arasti, el Director General de la Sociedad Regional de Cultura y Deporte Víctor González Huergo, el Delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, Director Regional de Turismo, Santiago Recio, el Consejero de Obras, Francisco Rodríguez, el comandante de la Guardia Civil Lorenzo Bárez, Jefe del Destacamento Provincial de la Guardia Civil de Tráfico, y el comandante de Puesto de la Guardia civil de Potes, Juan Jiménez, entre otras personalidades. Así mismo estuvieron presentes algunos de los que en otras ediciones ostentaron el título de Orujero, dejándose ver durante la mañana el ex atleta, José Manuel Abascal. En el salón de plenos, con lleno de público incluido quedando fuera de la sala un buen número de asistentes, tomaron la palabra Javier Gómez, alcalde de Potes, Carlos Herrera y el consejero Arasti.



El alcalde comenzó dando las gracias a Herrera por "la aceptación del título de Orujero, cosa que no dudó ni un momento cuando se lo propuse. Sé que vas a ser un buen embajador no solo del orujo, sino de todo lo que esté relacionado con esta tierra lebaniega".
Por su parte Arastí aludió al "acierto del nombramiento de Orujero en la persona de Carlos Herrera, persona a la que escuchan muchos y coincido con el alcalde en que será un buen embajador de esta tierra. Un orujero que tiene fama de "morrofino", hecho este que contribuirá sin duda a que sepa apreciar todo lo cántabro y airear sus excelencias". Destacó Arasti que esta es "una fiesta de una tierra en la que abunda la honradez, el trabajo y la perseverancia, desgraciadamente perdida y que urge recuperar".













Finalmente, Herrera agradeció el nombramiento y dijo no ser "nuevo en esta comarca ya que he estado antes, pero caracterizado de peregrino o de turista. Tengo una relación muy especial con esta tierra a la que llegué por una especie de amor de juventud con una opositora a correos allá por los años ochenta. El primer flechazo de la comarca es inolvidable, notas como una flecha se te clava sobre todo cuando la comes, la bebes y la tratas. Hoy no se acaba todo esto ya que cuando marche, lo haré investido de una comarca especial".
Tras la firma del Orujero 2014 en el libro del ayuntamiento, la comitiva partió hasta la Torre del Infantado donde la Directora del CEL Pilar G. Bahamonde realizó una explicación de la Exposición permanente "Aquí comienza todo, El Cosmos de Beato de Liébana". Y el Orujero emuló la labor del mismísimo Beato escribiendo con una pluma de ave en el libro de visitantes del museo de la Torre. Herrera utilizó una pluma de Quebrantahuesos cedida a la institución por la Fundación Para la defensa y recuperación de esta ave en los Picos de Europa.



Así mismo las autoridades accedieron hasta la azotea de la Torre desde donde pudieron divisar una panorámica muy singular de la villa y de la comarca. Tras pasear por diferentes locales de la villa y asistir a la comida institucional, a las cinco y media tuvo lugar el desfile por la calle principal hasta la carpa de la Serna donde intervinieron de nuevo las autoridades y el Orujero en semejantes términos a los pronunciados por la mañana. Tras la imposición de la insignia que le cataloga como Orujero 2014, Herrera recibió una réplica de alquitara y la placa correspondiente.







Herrera dando un pase de capote con la capa de la Cofradía, hermoso gesto con los cofrades y con el Orujo.
Terminados los actos en el escenario, se procedió al encendido de la alquitara del Ayuntamiento por parte del Orujero ayudado por Paquito, Maestro Orujero y seguido la comitiva visitó los stands de las orujeras, tomando chupitos de las diversas variedades de orujo, a lo que siguieron diferentes actuaciones folclóricas en la misma carpa, la Cata comentada, y, finalizada esta, se elaboró y degustó el Licor del Peregrino a cargo de la Cofradía gastronómica el Zapico, para cerrar el día con la actuación de los grupos cántabros "Polizones" y "RockanRolla".



En los distintos pasacalles y actuaciones en la Serna y en la carpa han participado la Asociación Sociocultural L´’Escañetu, Banduca de Peñarrubia, La Flor del Pumar, Banda de Gaitas Peña Guediu, Trajes tradicionales de Torrelavega, Los Cuines del Bistruey, Hazallana, Amigos del Traje Regional de Cabezón de la Sal, Ronda La Esperanza de Requejo, Ronda Salines de Cabezón de la Sal, Piteras de Entrevalles, Dúo Guriezo, Grupo Pas, RokcanRolla, Polizones, Cofradía del Aguardiente de Orujo y del Vino Lebaniego, Cofradía el Zapico, Ayuntamiento de Portomanín y Nando Agüeros y sus músicos.
MARIANO CAMACHO RECIBE EMOCIONADO EL VEREDICTO DE GANADOR DE LA ALQUITARA DE ORO.

Eran poco más de las doce y media de la mañana cuando la Notaria de la Villa de Potes, María José Pérez Tormos, se acercaba al micrófono y lanzaba a los cuatro vientos al numeroso público que llenaba nuevamente el interior de la Carpa de la Serna, donde se desarrollaba el acto, el nombre de la orujera que en esta XXIII edición de la Fiesta del Orujo se alzaba con la apreciada Alquitara de Oro. Tal honor recayó en la Destilería de Orujo "Mariano Camacho", sita en la localidad de Valmeo.
Fue pronunciar el nombre del ganador, y un seco griterío de alegría emanó del interior de la caseta que durante estos días de fiesta ha colaborado con sus caldos a realzar nuevamente este evento. Paralelamente, en el escenario donde se dio la noticia se encontraba, con su atuendo de cofrade del Orujo y del Vino de Liébana y junto a sus compañeros de Cofradía, el "patriarca" de la marca: Mariano Camacho, el mayor "responsable" con su fallecido hermano Pepe Camacho de la marca ganadora ayer, quien nada más oir su nombre no pudo reprimir dar tienda suelta a su emoción y alegría, repartiendo abrazos con cuantos encontraba a su paso, y lanzando al viento dos palabras que repetía cada vez que estrechaba entre sus brazos al consejero Arasti, al alcalde Javier Gómez Gómez, a sus compañeros de Cofradía o a los componentes de los grupos folklóricos que sobre el estrado se encontraban. ¡Otra vez, Otra vez!, a la vez que sobre sus mejillas se dejaba deslizar alguna que otra lágrima.
"Ha sido mucho el trabajo y las penas pasadas desde que comenzamos con este negocio allá por los setenta. Han pasado muchos años y pocos saben lo que cuesta hacer bien las cosas, pero hay que hacerlas para recoger el fruto. Siempre lo he dicho y sigo haciéndolo: para obtener un buen producto se necesita mucho trabajo, mucha paciencia y sobre todo mucho cariño, pero todo se da por bien empleado cuando vez la recompensa a tanto esfuerzo".
Pasados los primeros momentos de emoción, Mariano quiso compartir el premio con "quien ahora tiene todo el mérito, mi sobrino Segundo y su esposa Camino, ellos son ahora quienes ponen esos ingredientes y aquí está el resultado", afirmó. En el estrado también estuvo presente el más pequeño de la "saga" Adrián Cuesta.
Todo empezó sobre las doce y media, desde las doce amenizaron el acto el folclore de L`Escañetu y la Banda de Gaitas Peña Gediu con la presencia del consejero Arasti, el alcalde de Potes Javier Gómez y el Director Regional de Turismo Santiago Recio. Arasti dijo que "el premio de la alquitara lo merecían todos los participantes ya que según los comentarios de los componentes de la cata, cada vez es más difícil discernir al ganador ante la calidad de los productos presentados, pero solo uno puede recibir el premio aunque todos lo merezcan, por todo ello os agradecemos la labor que realizáis". Gómez incidió en las palabras del consejero y agradeció especialmente a los orujeros su colaboración y trabajo, y destacó así mismo la labor realizada antes, durante y después de unas personas que nadie nombra pero que son imprescindibles para el buen desarrollo de la Fiesta: los empleados municipales. "Destacó así mismo lo que caracteriza al orujo de Liébana para alcanzar la calidad que en estos momentos posee, que no es otra coasa que el trabajo, la paciencia y el cariño de quienes lo producen".
Nada más dar a concer el veredicto, la caseta de Orujos Camacho fue visitada por un alubión de público del mucho que se concentraba en esos momentos en la carpa, con el fin de degustar el orujo que en esta edición del 2014 ha sido merecedor del premio. La alegría se reflejaba de manera especial en la familia que tomó el relevo de los hermanos Pepe y Mariano Camacho: su sobrino Segundo Cuesta, su esposa Camino Cotera y sus hijos Yaiza y Adrián, quienes atendían con una amplia sonrisa, no exenta del nerviosismo vivido momentos antes, al público que solicitaba los chupitos.
La recaudación final de la venta de esos chupitos de la Fiesta del Orujo será distribuida a partes iguales a Cáritas Lebaniega, Cofradía del Aguardiente de Orujo y Vino de Liébana, y a asociaciones con personas discapacitadas.
Como final de fiesta, el público concentrado en la carpa pudo degustar el famoso borono con repinaldas y la actuación del Coro Ronda Requejo.
Más fotos en el facebook de VL.
ORUJERA MARIANO CAMACHO
Los hermanos José y Mariano pasaron el testigo a uno de sus sobrinos, Segundo Camacho y su esposa Camino Cotera. Ambos siguen la tradición de sus antecesores con innovaciones en la fábrica en lo que se refiere a la modernización de la misma, sobre todo en lo que a maquinaria se refiere. En la actualidad produce: Aguardiente de Orujo, Orujo de té, de miel, de higos y Crema de Orujo
En la fábrica existen tres zonas: La primera, el lugar donde fermenta el vino, en las grandes tinas de madera antigua. La segunda, donde se destila el licor, que consta de siete alquitaras. La tercera, donde se embotella, etiqueta y queda listo para poder consumir.
Es una empresa familiar, donde la experiencia y las ganas de hacerlo bien, tienen un gran papel; además presumen de no alterar las cualidades innatas de la uva, el vino y el orujo.
En las instalaciones de Valmeo, disponen de siete alquitaras.
Es el primer año de esta nueva generación familiar, que mantiene la calidad del producto, innovando en nuevas etiquetas y folletos, dando una nueva imagen a la marca.
Primer premio de la Cata de la Fiesta del Orujo 1999
Premio Alquitara de Oro de la Fiesta del Orujo 2001
Premio Alquitara de Oro de la Fiesta del Orujo 2010
(Informa Pepe Redondo. Fotos VL y Pepe Redondo).


jueves, 29 de enero de 2015

II Fiesta de la Vendimia, Manel Gómez Bedoya elegido Vinatero de Liébana

Muy buen ambiente presentó en la jornada de este sábado la Segunda edición de la Fiesta de la Vendimia en la villa de Potes.
El día comenzó con la base primordial de la buena climatología para que los actos se desarrollaran con toda normalidad y con la asistencia de numeroso público que se concentró en Liébana ante la previsión de bonanza del tiempo. Para "matar" el frío de las primeras horas de la mañana por el rocío nocturno, las cofradías, que fueron llegando desde horas tempranas hasta la villa, se concentraron en el bar de la Estación de Autobuses donde se recordó la tradicional "parva" lebaniega para desayunar que consiste en la toma de una copa o chupito de orujo donde se solía "mojar" un buen trozo de pan.
También las autoridades se fueron concentrando en el lugar donde tendría lugar el primer gran acto de esta primera edición de la fiesta. Entre ellos, el Director Regional de Turismo, Santiago Recio; la Directora de la ODECA, María Cruz Fuentes, el Director Regional de Cultura, Víctor González Huergo, el alcalde de Potes Francisco Javier Gómez, alcaldes de Cillorigo de Liébana y Vega de Liébana, Jesús María Cuevas y Gregorio Alonso, respectivamente. Así mismo las cofradías con sus presidentes al frente, la del Aguardiente de Orujo y Vino de Liébana, impulsora de la fiesta, la hermana del nacimiento del Ebro, de la Anchoa de Santoña, Respigo de Laredo, Hojaldre de Torrelavega, Zapico, del queso de Cantabria, de los vinos de Cangas de Narcea, del Oricio de Gijón, del Queso de Gamoneo, de los Nabos de Morcín, de la Orden del Sabadiego, Oricio de Gijón, y así hasta las veintitrés que asistieron al evento desde numerosos lugares, entre los que se encontraba el vecino Portugal.
Tras la Misa oficiada por el Arcipreste de Liébana, Elías Hoyal, quien dio la bienvenida a todas las cofradías y deseándoles una buena estancia en un día "en el que os habéis reunido para compartir", recordó de forma especial a los tres cofrades fallecidos en los últimos años, Alfonso Gutiérrez, Mariano Mier y José Angel Cuevas, por el que se guardó un emotivo minuto de silencio en el Centro de Estudios Lebaniegos, y en el CEL, donde tuvo lugar a las doce del mediodía la celebración del VI Capítulo de la cofradía lebaniega del Vino y Orujo de Liébana, la Secretaria de la cofradía lebaniega, Pilar G. Bahamonde, dio la bienvenida a "todos los presentes en la sala agradeciendo su asistencia e indicando que todos estos actos hay que hacerlos con sentimiento, como se hacen habitualmente, recordando que cuando el presidente, Manuel Gómez Bedoya o algún miembro de la cofradía acude a otros capítulos de otras cofradías, siempre regresan con un magnífico recuerdo paladeando la experiencia".
Tomaron la palabra así mismo el alcalde de Potes, el director Regional de Cultura, y resto de autoridades que presidían la mesa para agradecer la presencia de tantas cofradías a los actos de la villa y animar a que estas tradiciones no se pierdan nunca.
Seguidamente dio comienzo el juramento de los cofrades de número en un total de doce personas y posteriormente los cofrades de Honor:Santiago Recio, Juan Manuel Gómez "Cayo", "Tete" Rodriguez y Juan Antonio Prieto. Todos ellos prestaron juramento para defender el orujo y el vino de Liébana, así como velar por las tradiciones de Liébana.
El coro Ronda La Esperanza de Requejo, interpretó canciones del folclore regional y el Himno a Cantabria antes y durante el acto del CEL. Terminado este, la comitiva paseó por la villa para asistir a partir de las dos y media a la comida de hermandad en el restaurante Paco Wences.
Ya por la tarde tuvo lugar el desfile de las cofradías por las calles de la Villa y el nombramiento del Vinatero de los vinos de Liébana 2014 en la persona del hostelero Manel Gómez, "Cayo", quien dijo que "el mérito de todo esto hay que reconocérselo a los que guardaron la tradición y a los que siguen haciéndolo en la actualidad".
       La jornada terminó con la degustación de vino de las diferentes Bodegas lebaniegas acompañados de actuación de gaitas y coros, para dar paso a la actuación de Nando Agüeros y la Verbena a cargo del Dúo Peña Sagra. (Informa Pepe Redondo. Fotos Pepe Redondo y de VL).

Fiesta del Orujo 2013

Pasadas las doce y media, llegaron a la sede del Ayuntamiento de Potes el consejero de Industria y Turismo, Eduardo Arasti, el alcalde de Potes, Javier Gómez, y el director general de Turismo, Santiago Recio, acompañando a Eduardo Noriega, el actor cántabro designado Orujero Mayor en la Fiesta de Orujo 2013. Allí les esperaban miembros de la Cofradía del Orujo y numerosas personas que deseaban fotografiar o saludar al actor.

En el interior del Ayuntamiento, tras unas palabras de Javier Gómez, quien destacó el éxito de la designación manifestado en la cantidad de medios de comunicación presentes, Eduardo Noriega agradeció la designación y, aludiendo a uno de los orígenes latinos de la palabra "orujo", mostró su disposición a involucrarse en la difusión del producto y de Liébana. "Tendréis que mostrarme todo el proceso" de elaboración, dijo, para poder divulgarlo. Asume "muy en serio" el "compromiso de hablar de Liébana allí donde vaya". Entre quienes escuchaban sus palabras se encontraba una de sus predecesoras, la atleta Ruth Beitia. Eduardo Arasti destacó la importancia de la Fiesta, convertida en "fiesta de interés turístico nacional", y la labor de todos los que han contribuido a ello. Un actor que "pasea el nombre de Cantabria por todo el mundo" será un "escaparate para Liébana", una comarca que ha consolidado la Fiesta del Orujo "como una de las más importantes de España" en "gastronomía de tradiciones" afirmando que el "gran éxito" de la Fiesta supone, a su juicio, un reconocimiento al esfuerzo de tantos años de las gentes de Liébana.

Terminó el acto, con la escritura por Eduardo Noriega de unas palabras en el libro que incluye las de buena parte de sus predecesores. Escribió: " Muy agradecido y orgulloso de poder pasear el nombre de Liébana por el mundo".

Tras unos momentos en los que Eduardo Noriega fue entrevistado en directo para Radio Nacional de España, Orujero y autoridades se dirigieron en comitiva, encabezada por componentes de la Banduca
de Peñarrubia, hasta la Torre del Infantado, en cuyas almenas le fueron mostradas a Eduardo Noriega las maravillosas vistas que desde allí se divisan. El actor realizó, incluso, alguna fotografía.

Por la tarde.
La cata, dirigida por Javier Hernández de Sande, fue realizada por 13 personas, entre las que se encontraban representantes de cada orujera participante -seis, en total- y otros expertos designados por la Cofradía. Una de ellas era Pilar Cavero, proclamada recientemente en Santander campeona de España de sumiliers. La mayoría de ellos coincidieron en la alta calidad de los seis orujos participantes, destacando que el vencedor lo será por décimas, dada la gran igualdad existente. La notaria de Potes, que fue la encargada de adquirir y preparar las botellas utilizadas en la cata, se hizo cargo de las puntuaciones de los trece jueces y será ella quien mañana a las doce y media dé a conocer la empresa orujera que obtiene la Alquitara de Oro 2013.
De esta cata de la tarde-noche del sábado salió el premio "Alquitara de Oro" 2013 al mejor orujo del año que otorga el Gobierno de Cantabria. A las 12,30 de este domingo la notaria de Potes dio a conocer el nombre de la empresa ganadora de esta edición. La afortunada ha sido Picos de Cabariezo que consigue la Alquitara en dos años consecutivos.

Y al son de los bailes y musica traicional termin una año más esta Fiesta que ha dejado buen sabor de boca. El Orujero Mayor, Eduardo Noriega, en su twitter, escribe: "Muchas gracias a Potes y Liébana por vuestro cariño, intentaré estar a la altura de vuestro elixir. Viva el Orujo Lebaniego!!!"

 

La recaudación de la Fiesta del Orujo 2013 ha ascendido a 8.338 euros. Recaudación obtenida de los chupitos, 3 por 1€, que ofrecen, en los stands de la carpa de La Serna el sábado tarde-noche, las orujeras participantes. Como es ya sabido, pues se realiza en los últimos años, esta recaudación se destinará a Cáritas de Liébana, la asociación "Viviendo" y la propia Cofradía del Orujo..


Recuperado de:
http://www.valledeliebana.info/noticias13/img-orujo13.html



I Fiesta de la Vendimia de Liébana

Con notable éxito arrancó en la jornada de este sábado la Primera edición de la nueva Fiesta de la Vendimia en la villa de Potes.

El día comenzó con la base primordial de la buena climatología para que los actos se desarrollaran con toda normalidad y con la asistencia de numeroso público que se concentró en Liébana ante la previsión de bonanza del tiempo, y por el disfrute de puente, en el que se incluía el viernes festivo, en alguna de las comunidades autónomas que nos limitan.

Para "matar" el frío de las primeras horas de la mañana por la humedad de la lluvia caída el día anterior, las cofradías, que fueron llegando desde horas tempranas hasta la villa, se concentraron en el bar de la Estación de Autobuses donde se recordó la tradicional "parva" lebaniega para desayunar. Consistente en la toma de una copa o chupito de orujo donde se solía "mojar" un buen trozo de pan. También las autoridades se fueron concentrando en el lugar donde tendría lugar el primer gran acto de esta primera edición de la fiesta. Entre ellos, el Director Regional de Turismo, Santiago Recio; el alcalde de Potes Francisco Javier Gómez, alcaldes de Cillorigo de Liébana y Cabezón de Liébana, Jesús María Cuevas y Jesús Fuente respectivamente, y ya comenzado el acto la consejera de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y biodiversidad, Blanca Azucena Martínez, a quien se le acumuló el trabajo teniendo que asistir con anterioridad a la Feria Exposición de ganado de la localidad de Lerones, Pesaguero.

Así mismo las cofradías con sus presidentes al frente, la del Aguardiente de Orujo y Vino de Liébana, impulsora de la fiesta, la hermana del nacimiento del Ebro, de la Anchoa de Santoña, Respigo de Laredo, Hojaldre de torrelavega, Zapico, del queso de Cantabria, de los vinos de Cangas de Narcea, del Oricio de Gijón, del Queso de Gamoneo, de los Nabos de Morcín y de la Orden del Sabadiego.

En el pórtico del CEL, donde tuvo lugar a las doce del mediodía ese primer acto consistente en la celebración del V Capítulo de la cofradía lebaniega, el coro Ronda La Esperanza de Requejo, interpretó canciones del folclore regional que fueron muy aplaudidas. Ya en el interior, la Secretaria de la cofradía lebaniega, Pilar G. Bahamonde, dio la bienvenida a "todos los presentes en la sala agradeciendo su asistencia e indicando que todos estos actos hay que hacerlos con sentimiento, como se hacen habitualmente, recordando que cuando el presidente, Manuel Gómez Bedoya o algún miembro de la cofradía acude a otros capítulos de otras cofradías, siempre regresan con un magnífico recuerdo paladeando la experiencia".
Tomó la palabra después el presidente, Manuel Gómez, quien también agradeció a todos la asistencia y tuvo un emotivo recuerdo para los cofrades fallecidos, Alfonso Gutiérrez y Mariano Mier, rindiéndoles un pequeño homenaje con la entrada del coro quien interpretó una emotiva melodía. Gómez recordó que los aspirantes a cofrades entran en una cofradía seria y de grandes aspiraciones por lo que "espero de vosotros lo máximo para nuestra superación".

Acto seguido dio comienzo el juramento de los cofrades de número: Santos Señas, Eduardo Ortiz, Enrique Cueto, Jesús Pedro Bedoya, Eva Bolado, Ángel Martínez, Hotel Valdecoro-Restaurante Casa Wences, Óscar Fabuel y Gema García. El Presidente completó la inclusión de los nuevos cofrades dando los preceptivos dos "alquitarazos" a cada uno de ellos en el pecho, entregándoles posteriormente el diploma acreditativo.

Tras ellos llegó el turno del nombramiento de los Cofrades de Honor, con el mismo ritual, que recayeron en esta ocasión en Mariano Linares y la consejera Blanca Martínez. Desde la presidencia se realizó una glosa de méritos de dichas personas para terminar entregando el diploma acreditativo. Tras las palabras de agradecimiento de ambos, intervinieron el director Regional de Turismo y cerró el acto el alcalde de Potes, quienes coincidieron en la necesidad de esta fiesta que ya se venía "programando" desde hace algunos años pero que hasta este del 2013 no ha visto la luz, "mérito que hay que atribuir sin duda alguna a la Cofradía lebaniega", manifestó Javier Gómez.

Hasta la hora de la comida, las cofradías visitaron diferentes establecimientos con el ambiente de la banda de Gatitas La Montaña, el Coro ronda la Esperanza y la Asociación Sociocultural L’Escañetu.

Finalizado el Capítulo, tras los pertinentes discursos, los cofrades desfilaron hasta el restaurante Paco Wences donde celebraron su comida de hermandad.

Poco después de las cuatro y media, comenzó el recorrido inverso, con los cofrades precedidos por la Banda de Gaitas La Montaña y el grupo L’Escañetu, llegando en esta ocasión hasta la escalinata de la Torre del Infantado donde se realizó una foto de grupo. Acto seguido, la comitiva se dirigió al templete de la Plaza, donde esperaban las uvas listas para ser pisadas. Antes, se procedió a la entrega a Mariano Linares de la placa conmemorativa de su designación como “Vinatero de Liébana”, nombramiento que agradeció recordando cómo su padre les había inculcado el amor por su tierra lebaniega, cómo recibir esa distinción le llenaba de orgullo y alegría y cómo se sentía tan emocionado como cuando fue nombrado Orujero Mayor.



A continuación, el Vinatero se colocó unas botas y con ellas se introdujo en una tina con uvas procediendo a su pisado. La consejera de Ganadería y el director general de Turismo, Santiago Recio, hicieron a continuación lo propio.

Las bodegas comarcales ofrecieron una degustación de los vinos Lusía, Picos de Cabariezo y Ángel Moreno. Gómez Bedoya, Presidente de la Cofradía Lebaniega impulsora de la fiesta, declaró estar "muy satisfecho de esta primera edición. Mañana mismo comenzaremos a trabajar en la próxima para limar posibles fallos e intentar ir consolidando poco a poco este evento que sin duda logrará atraer riqueza a la comarca", como relata Pepe Redondo.

Noticia recuperada de:
http://www.valledeliebana.info/noticias13/fiesta-vendimia.html

Mariano Linares será nombrado "I Vinatero de Liébana"

La Cofradía del Aguardiente de Orujo y del Vino de Liébana entregará el próximo día 26 de octubre el título de 'Vinatero de la vendimia del vino de Liébana' a Mariano Linares, presidente de Editorial Cantabria. Con este galardón se reconoce la vinculación de Linares con la comarca lebaniega y su condición de precursor de la actual Fiesta del Orujo.
Juan Manuel Gómez, presidente de la Cofradía del Orujo, fue el encargado de dar a conocer la decisión de la junta directiva que preside y que en estos días prepara la celebración de su quinto capítulo. «Su vinculación y cariño a Liébana, el impulso que desde El Diario Montañés siempre ha dado a la información de los temas relacionados con la comarca así como su difusión turística, unido a su condición de pionero, en los años setenta, de la primera Fiesta del Aguardiente, han sido determinantes a la hora de decidir conceder este galardón», señaló Juan Manuel Gómez.
El presidente de la Cofradía del Orujo y del Vino de Liébana recordó que «fue en los años setenta cuando Mariano y un grupo de amigos lebaniegos, entusiastas de las tradiciones de nuestros mayores, se unieron para celebrar la que fue primera fiesta del aguardiente de orujo». Fue en 1984 cuando se celebró la Fiesta del Orujo y su padre, Enrique Linares, recibió el galardón de Orujero Mayor junto al atleta José Manuel Abascal. Posteriormente, en 1998, sería Mariano Linares quien recibía este título.
Con la entrega del título de 'Vinatero de la vendimia del vino de Liébana', «no solo pretendemos reconocer la trayectoria de Linares y su vinculación a Liébana, sino también recordar la figura de su padre, que fue durante más de treinta años notario en Oviedo y siempre fue un valedor de la comarca».
Desde 2006
La Cofradía del Aguardiente de Orujo y del Vino de Liébana se crea en el año 2006 y es Juan Álvarez Lombraña su primer presidente. Sus fines fundamentales son velar por la destilación del orujo de manera tradicional, potenciar que los viticultores de la comarca consigan destilar orujo procedente de Liébana, así como promocionar el aguardiente, el té con orujo y la comarca. Fue en julio de 2011, cuando en una asamblea anual, los miembros de la agrupación deciden la incorporación de los vinos de Liébana a la cofradía, a la que desde entonces se podrán unir como socios los responsables de las bodegas de la comarca.
Juan Manuel Gómez recordó que «si no hay vino no puede haber orujo y es por eso por lo que hemos decidido hacer esta fiesta y nombrar 'Vinatero de la vendimia del vino de Liébana' con el objetivo de demostrar que en la comarca se siguen cultivando las viñas con gran ilusión y que hay mucha gente que se esfuerza en que esta tradición de siglos no se pierda».
Según el presidente de la Cofradía, buena muestra de ello es que los responsables de las bodegas que ya comercializan sus vinos, son jóvenes «que han decidido dar un paso adelante para que sus caldos puedan ser reconocidos en Cantabria y fuera de nuestra comunidad autónoma».
El V Capítulo de la Cofradía del Orujo tendrá lugar en Potes el 26 de octubre y su acto central tendrá lugar en La Plaza, donde las cofradías presentes asistirán al nombramiento de Mariano Linares como primer 'Vinatero de la vendimia del vino de Liébana'. En el templete, se colocará una cubeta, donde se procederá a pisar las uvas, como se hace desde siglos en la comarca después de concluir la vendimia.
Fuente:El Diario Montañés

martes, 19 de febrero de 2013

La Cofradía del Aguardiente de Orujo y Vino de Liébana elige junta directiva para los próximos 5 años


El pasado viernes en el Centro de Estudios Lebaniegos de Potes, tuvo lugar una reunión de la Junta Directiva de la Cofradía del Aguardiente de Orujo y del Vino de Liébana en la que se elegía al Presidente de la misma. El pasado día 5 de febrero, pasadas las veinticuatro horas en que finalizaba el plazo de presentación de candidaturas a la Presidencia y no habiéndose presentado nada más que una, fue aplicado en la reunión de los miembros de la Junta el punto número dos de la carta que previamente fue enviada por correo ordinario y e-mail en la  que se explicaba la mecánica de las elecciones, así como las fechas y los lugres de reunión para llevar a cabo las formas de su desarrollo en cada caso.
En dicho punto se informaba que en el caso de que solamente se presentara una candidatura, como así fue finalmente, el nominado en la reunión sería elegido automáticamente y nombrado por tanto Presidente por el miembro de más años de la mesa de edad establecida en la última reunión que se produjo el día 24 de enero,  y antes de dimitir,  por   los miembros asistentes a la Junta Directiva anterior.
La mesa de edad está compuesta por Regino Carrera, el de mayor edad, y Juan Francisco Roiz, el más joven.  La candidatura en solitario presentada estaba encabezada por Juan Manuel Gómez, por lo que de forma automática fue nombrado Presidente de la Cofradía para los próximos cinco años, siendo su vicepresidente José Angel Cuevas.
Textos e imágenes: J. Redondo

jueves, 28 de octubre de 2010

III Gran Capítulo de la Cofradía del Aguardiente de Orujo de Liébana


Recién llegados del encuentro de Cofradías enogastronómicas de toda en Europa celebrado en la localidad francesa de Burdeos los cofrades del Aguardiente de Orujo de Liébana celebrarán su III Gran Capítulo el próximo domingo, día 14, en Potes (Cantabria) en el Centro de Estudios Lebaniegos Don Desiderio Gómez Señas. Los actos tendrán lugar en el marco de la Exaltación de la Fiesta del Orujo, Fiesta del Invierno Lebaniego, que precisamente acaba de ser presentada por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de Cantabria como candidata a la denominación Fiesta de Interés Turístico.

Programa de Actos
10,30 - Toma de la PARBA, en los portales de Potes
11,00 - Celebración del III GRAN CAPITULO, en el Centro de
Estudios Lebaniegos.
A continuación Gran Desfile por la calles de Potes y asistencia al
premio Alquiltara de Oro 2010
13,00 - Toma de los vinos por los bares de Potes
14,30 - Gran comida en el HOTEL PICOS VALDECORO
Precio del menú 35 euros
Miembro de
FEDERACION ESPAÑOLA DE COFRADÍAS ENOGASTRONÓMICAS Y
CONSEIL EUROPÉEN DES CONFRÉRIES
Foto: Presidente y cofrades en el Encuentro Europeo en Burdeos